¿Qué es el SEO? Definición, términos y herramientas

SEO son las siglas de Search Engine Optimization (optimización para motores de búsqueda) y abarca una serie de acciones para aumentar el tráfico web.
February 10, 2023
Reading time: 
22
min.
Reading time: 
-
Ana Sofía Gómez
Content Manager | SEO Specialist
Tabla de Contenidos
Tabla de Contenidos

En nuestro día a día, utilizamos Google para encontrar respuestas a todo lo que se nos ocurre. Desde los resultados de un partido de fútbol hasta las causas del dolor de cabeza o las recetas más saludables para la cena.

De hecho, Google es el buscador más popular del mundo, con un control del 92,2% del mercado, muy por encima de Bing (2,8%) y de Yahoo (1,51 %). Se estima que en su barra se hacen más de 60.000 búsquedas por segundo.

Esto representa un gran potencial para tu empresa, pues detrás de cada una de esas búsquedas podría estar un potencial cliente. Por eso, en este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber para aparecer en los primeros resultados de los motores de búsqueda gracias al SEO. ¡Toma nota!

¿Qué es el SEO?

El SEO (Search Engine Optimization) es una práctica orientada a incrementar la cantidad y calidad de visitas que recibe un sitio web. Implica aplicar una serie de estrategias y técnicas de optimización para lograr que las páginas web de un sitio  aparezcan en los primeros resultados cuando un usuario hace una búsqueda en Internet. 

Entre esas estrategias y técnicas, hay factores internos y externos, como la optimización de la estructura del sitio web, del contenido, de las palabras clave, del desempeño, de los enlaces, de la experiencia de usuario e incluso de la autoridad del dominio frente a los motores de búsqueda.

Historia del SEO

No hay un claro consenso sobre el origen del SEO. Muchos argumentan que nace en el año 1991 con la primera página web. Para otros, su origen se sitúa en el año 1994 con la creación de WebCrawler, el primer bot que indexaba el contenido web; y de Lycos, el primer motor de búsqueda que utilizaba un sistema de rastreo de páginas.

Según el especialista Danny Sullivan, fundador de Search Enginge Land, el término Search Engine Optimization fue empleado por primera vez en 1997 por John Audette y su agencia, Multimedia Marketing Group. Sin embargo, las técnicas que se realizaban bajo ese nombre para esa época eran muy diferentes a las actuales.En ese entonces, la densidad de palabras clave era el principal factor de posicionamiento en los motores de búsqueda. Por esto, muchos administradores de páginas web abusaban del uso de términos clave para aparecer en las páginas de resultados, pero su contenido muchas veces no era útil para los usuarios.De esta manera, surge la necesidad de desarrollar algoritmos de clasificación más complejos capaces de ranquear los sitios web, tomando en cuenta otros factores que los administradores web no pudiesen manipular tan fácilmente.


En 1998 entra Google en la historia con el objetivo de entregar una mejor experiencia de usuario por medio de un algoritmo más desarrollado que premie la calidad del contenido con un mejor posicionamiento web y visibilidad.

A lo largo de los años, Google ha mantenido esa idea. Si la experiencia que ofrece es buena, los usuarios seguirán eligiéndolo antes que a otros buscadores. Por eso, constantemente realiza cambios en su algoritmo, siendo Panda (2011) y Penguin (2012) algunas actualizaciones destacadas.

Con Panda, se enfocó en evaluar la calidad de los sitios y penalizar aquellos que copiaran información de otros sitios. También empezó a tomar en cuenta factores como el número de visitas, porcentaje de rebote, tiempo de permanencia y frecuencia de actualización. Mientras con Penguin, buscó fomentar el linkbuilding orgánico y penalizar a los sitios que intentaban posicionarse utilizando, enlaces que no aportan valor al usuario. 

La historia del SEO se seguirá escribiendo cada día. Según diversos expertos, Google efectúa más de 500 actualizaciones en su algoritmo al año. La mayoría de las veces los cambios son imperceptibles, pero en otras ocasiones tienen un gran impacto en el posicionamiento y obligan a todos los administradores de webs a actualizarse.

Estrategias SEO

Ahora que sabes en qué consiste el posicionamiento SEO, es hora de conocer cuáles son las estrategias que se realizan en esta disciplina. Principalmente, se clasifican en dos tipos:

White Hat SEO

Abarca aquellos métodos y técnicas que cumplen con las normas éticas de los buscadores. Consiste en posicionar una página web a través de contenidos que aporten valor al usuario. Por lo general, son estrategias que logran resultados positivos en el mediano y largo plazo. 

Algunos ejemplos de buenas prácticas son:

  • Crear contenido relevante, de calidad y que responda a la intención de búsqueda de los usuarios.
  • Redactar meta descripciones y title tags descriptivos.
  • Incluir enlaces internos en los artículos y landing pages para mejorar la navegación y experiencia de usuario en el sitio web.
  • Evitar dejar páginas huérfanas, ya que pueden ser difíciles de encontrar para los usuarios y los motores de búsqueda.
  • Utilizar enlaces externos de calidad y relevancia para aumentar la autoridad del sitio.
  • Implementar una estructura de URLs amigables y fáciles de entender.
  • Optimizar la velocidad de carga y la experiencia de usuario en el sitio web .
  • Incluir textos alternativos o alt texts en las imágenes del sitio web.

Black Hat SEO

Se refiere a aquellas prácticas que persiguen el posicionamiento de un sitio web mediante técnicas que van en contra de las normas de los buscadores. Su único objetivo es aparecer en los resultados de búsqueda, sin tomar en cuenta las necesidades y experiencia del usuario. Son estrategias arriesgadas con pocas probabilidades de mantenerse a largo plazo.

Algunos ejemplos de malas prácticas son:

  • Llenar las páginas del sitio web con palabras clave de forma excesiva e incoherente para intentar engañar a los motores de búsqueda. A esto se le conoce como Keyword Stuffing.
  • Crear páginas específicamente para engañar a los buscadores, atraer tráfico y redirigir a los usuarios a otras páginas. A estas páginas se les conoce como doorway pages.
  • Publicar contenido copiado exactamente igual de otros sitios web, sin aportar ningún valor extra, para obtener un mejor posicionamiento.
  • Pagarle a otros sitios webs para que incluyan un enlace a una página determinada, con la intención de aumentar su autoridad.
  • Publicar textos ocultos (como por ejemplo textos blancos sobre fondos blancos) con muchísimas palabras claves para engañar a los motores de búsqueda.

Además, según las tareas internas o externas que se realicen, la optimización de motores de búsqueda también se puede clasificar de la siguiente manera: 

SEO On page

Se refiere a todas aquellas medidas que se pueden aplicar internamente para que los motores de búsqueda puedan rastrear e interpretar tu sitio web de forma óptima. Por ejemplo: 

  • Mejoras en la calidad de la información,  contenido, estructura, organización, nivel de desarrollo, profundidad de la información, indexabilidad a  fuentes y recursos audiovisuales.
  • Mejoras en la usabilidad, se refiere a un buen desarrollo de sitio, diseño web intuitivo, buena velocidad de carga y adaptabilidad a dispositivos móviles.
  • Factores técnicos como la optimización de meta-etiquetas, cabeceras, datos enriquecidos, jerarquización del contenido y un buen formato de las URL. 

SEO Off page

Está mucho más relacionado con factores externos. Implica realizar acciones para mejorar la autoridad de tu dominio. Acá influyen variables como: 

  • La cantidad y calidad de enlaces entrantes. Es decir, de sitios web que te enlazan en su portal (el término oficial es Link Building).
  • La presencia y actividad en redes sociales.
  • La ubicación geográfica. Un sitio web puede ser más relevante para los usuarios que viven en una zona geográfica que en otra. Por ejemplo: si una persona busca “cómo pagar los impuestos”, lo más seguro es que quiera leer información de su país.

Diferencia entre SEO y SEM

Tanto el SEO como el SEM (Search Engine Marketing, en inglés) tienen el mismo objetivo, que es mostrarte en los primeros puestos cuando un usuario realiza una búsqueda. Sin embargo, existe una gran diferencia entre ellos:

El SEO es el posicionamiento orgánico

Como hemos visto, consiste en aplicar estrategias, tanto dentro como fuera de una página web, para aparecer en los resultados orgánicos de los Search Engine Results Pages (SERPS), ganando tráfico y relevancia en la web a mediano o largo plazo. 

El SEM es el posicionamiento pago

Permite conseguir visibilidad y tráfico inmediato mediante la implementación de campañas de anuncios pagos para unas palabras clave determinadas. Por ejemplo, si tienes una tienda online de ropa, puedes pagarle a Google a través de Google Ads (antes Google Adwords) para que cada vez que un usuario escriba «sudaderas» en el buscador, tu anuncio aparezca en los primeros resultados.

¿Cómo funcionan los motores de búsqueda?

Para lograr un buen posicionamiento web, es importante entender cómo funcionan los motores de búsqueda. Estos se basan en dos procesos:

Rastreo

El primer proceso de un motor de búsqueda es el rastreo de los sitios web a través de bots informáticos (por ejemplo, Googlebot), que suelen ser conocidos como «spiders» o «arañas». Estos bots visitan una web, recolectan información e identifican enlaces. Luego, entran a esos enlaces tal como lo haría un usuario. De esta manera, pasan de una página a otra para descubrir contenido nuevo

Este sería el funcionamiento básico de este proceso. Sin embargo, es fundamental  mencionar que los bots no siempre rastrean las páginas según el orden en que las descubren, sino que priorizan unas sobre otras, tomando en cuenta algunos factores tales como: si es nueva o no, el PageRank de la URL o con qué frecuencia cambia la URL.

Indexación

Después de rastrear las páginas, el bot almacena todo el contenido en una base de datos. A partir de ahí, se forma un gran índice, que será mostrado cuando un usuario realice una búsqueda.

Pero, ¿cómo se ordenan los resultados en ese índice? Aquí entran en juego los algoritmos de los motores de búsqueda.

Existen miles de millones de resultados para la búsqueda de «marketing digital» pero los algoritmos de los buscadores tienen la tarea de mostrarle al usuario, en fracciones de segundos, las páginas que considera mejores o más relevantes para su intención de búsqueda en las primeras posiciones.

Para determinar esa relevancia, los algoritmos toman en cuenta diversas variables. Según expertos, Google tiene más de 200 factores de posicionamiento y aunque nadie los conoce absolutamente todos con exactitud, se sabe que algunos de los más importantes son:

  • La autoridad del sitio en determinado tema.
  • La calidad del contenido y su actualidad.
  • El tiempo de carga del sitio web.
  • La cantidad y calidad de backlinks.
  • El nivel de optimización móvil.

Tipos de intención de búsqueda

Uno de los aspectos clave para lograr un buen posicionamiento orgánico en buscadores es saber identificar y tener en cuenta la intención detrás de cada búsqueda que realiza un usuario. ¿Qué resultados espera encontrar? ¿Cuál es su necesidad o sus expectativas?

Cuando un usuario escribe en la barra de Google «balón de fútbol» probablemente está esperando encontrar en los resultados una oferta de productos. Puede tener la intención de ver diferentes modelos, comparar precios o características y comprar. Mientras que, si escribe «historia del balón de fútbol», tiene una necesidad informativa.

Entender la intención de búsqueda es importante para responder objetivamente a las dudas y necesidades de los usuarios y atraer al público adecuado a un sitio web.

A continuación, te explicamos tres tipos de búsqueda:

  1. Búsqueda navegacional: Ocurre cuando el usuario busca un sitio web o una marca específica. El usuario ya conoce la marca, pero tal vez no recuerda la URL exacta para acceder. Por ejemplo, cuando alguien quiere más información sobre nuestra agencia, suele escribir «Meaningful» en Google para acceder a nuestro sitio www.m8l.com.
  2. Búsqueda informativa: Es aquella en la que el usuario busca información sobre un tema o pregunta específica porque desea aprender más. Por ejemplo, cuando alguien busca «Qué es Inbound Marketing» está haciendo una búsqueda informativa.
  3. Búsqueda transaccional: En esta búsqueda, el usuario desea realizar una transacción, como por ejemplo: contratar un servicio o hacer una compra en línea.

Beneficios del SEO

Existen millones de sitios y tiendas online que no reciben más de 100 visitas al mes. A través de plataformas como Webflow o WordPress cualquier persona puede crear una página web, sin ser un webmaster. Sin embargo, para que realmente tenga éxito es necesario optimizarla constantemente. 

Con la implementación de técnicas y estrategias SEO, es posible lograr grandes beneficios, tales como:

  • Aumentar la visibilidad y el tráfico: más del 25% de las personas hace clic en el primer resultado de búsqueda de Google. Esto quiere decir que, si consigues posicionar tu sitio en el primer lugar para una palabra clave con más de 50,000 búsquedas por mes, tendrías al menos 12,500 visitas mensuales.
  • Conseguir más leads: como parte de una estrategia de Inbound Marketing, el SEO es una gran herramienta para convertir a los visitantes de un sitio en leads y, posteriormente, en clientes. 
  • Destacar frente a la competencia: si eres constante, creas contenido de calidad centrado en los usuarios y haces todas las optimizaciones técnicas necesarias en tu página web, tendrás una importante ventaja competitiva. 
  • Fidelizar: los usuarios suelen confiar en los resultados de Google. Por lo tanto, si tu sitio web aparece entre las primeras posiciones, las personas estarán más abiertas a fiarse en tu marca y, con una buena estrategia de marketing de contenidos, te resultará más fácil convertirlos.

Ventajas del SEO para startups

Las prácticas de optimización de motores de búsqueda son útiles para cualquier empresa. Sin embargo, para las startups pueden ser aún más necesarias, ya que estas son empresas nuevas o jóvenes que, por lo general, compiten con compañías ya establecidas y de larga trayectoria. Un buen posicionamiento orgánico es clave para que logren:

  • Darse a conocer y conseguir nuevos clientes sin tener que invertir grandes cantidades de dinero.
  • Construir y mantener una imagen de marca.
  • Diferenciarse de los competidores.
  • Aumentar su crecimiento y acelerar su expansión.

En conclusión, las startups que contemplan estrategias SEO desde el inicio, en su plan de negocios, tienen mayores probabilidades de conseguir buenos resultados.

Términos SEO que tienes que conocer

Si estás empezando a dar tus primeros pasos en este mundo de buscadores y posicionamiento, te compartimos un glosario con 15 términos que te ayudarán a entender todo un poco mejor:

  • Algoritmo de Google: conjunto de fórmulas matemáticas (en este caso de Google), que se encargan de determinar y establecer las posiciones de cada uno de los millones de sitios web. 
  • Araña web: también conocida como crawler, bot o robot de búsqueda, es un programa automatizado utilizado por los motores de búsqueda para recopilar información de los sitios web. Navegan por los sitios web siguiendo los enlaces y recopilando información sobre el contenido, las palabras clave, la estructura y otros aspectos relevantes para su indexación.
  • Arquitectura web: es la estructura y jerarquización de una web. Una buena arquitectura web facilita el rastreo y la indexación de todas las páginas web para los buscadores y permite que los usuarios naveguen y realicen acciones en el sitio web fácilmente. 
  • Backlinks: también conocidos como enlaces entrantes o inbound links, son enlaces que apuntan a nuestro sitio web desde otras páginas. 
  • Crawling: es el proceso mediante el cual los robots de los motores de búsqueda rastrean, evalúan y clasifican el contenido de las webs, con la finalidad de mostrarlo como resultado de búsqueda.
  • Domain Authority: sistema de medición patentado por la herramienta Moz, para agregarle un valor a la relevancia y autoridad de un dominio. A pesar de ser muy conocida, no siempre es correcta o exacta, por lo que se recomienda contrastar sus resultados con otros datos.
  • Keywords o palabras clave:  son aquellos términos que utilizan los usuarios al hacer una búsqueda en Internet. Pueden contener una o más palabras (estas últimas se conocen como «Long-Tail Keywords». Cuando se utilizan estratégicamente en un sitio web, se puede lograr un mejor posicionamiento.
  • Landing Page: su traducción al español sería «página de aterrizaje». Es una página creada específicamente con el objetivo de convertir a los visitantes en leads o clientes potenciales.
  • Link Building: es un conjunto de técnicas y acciones que buscan generar enlaces externos que redireccionen hacia tu web para aumentar la autoridad de una web. 
  • Meta Description: es la descripción SEO de la página, en la cual se resume el contenido de la página web. Esta se encuentra debajo del título de la web en la página de resultados Google. Usar este texto estratégicamente puede llamar la atención del lector hacia tu sitio y aumentar visitas orgánicas. 
  • Meta Title: este es el título de la página web. Esta etiqueta es sumamente importante, pues es uno de los factores principales tomados en cuenta por los bots y arañas web en su proceso de categorización de datos.
  • Page Authority: es una métrica creada por Moz para evaluar el ranking de cada página en los motores de búsqueda. A diferencia de Domain Authority, que mide la relevancia de un dominio en su totalidad, esta evalúa la clasificación de cada página de forma individual. 
  • Sitemap: como su nombre lo indica, es un mapa de un sitio web. Facilita a los bots el proceso de rastreo de todas sus páginas, logrando que los procesos de indexación sean más rápidos y eficientes. Puedes construir tu sitemap con distintas herramientas.
  • SERP: significa Search Engine Results Page y hace referencia a las páginas de resultados de búsqueda.
  • Webmaster: es el profesional encargado de la creación y mantenimiento de un sitio web. Debe tener conocimientos de diseño web, lenguajes de programación y otros aspectos técnicos, así como también mantenerse al día con las últimas tendencias digitales.

5 herramientas SEO: ventajas y desventajas

Te presentamos 5 de las herramientas más útiles y necesarias en un proceso de optimización de motores de búsqueda:

1. Google Analytics

Google Analytics es una herramienta imprescindible. Permite monitorear el desempeño de tu web en tiempo real o por determinados periodos de tiempo. A través de ella, puedes identificar cuáles son las páginas más visitadas dentro de tu sitio, desde qué dispositivos o ciudades te visitan, cuál es el porcentaje de rebote o cuánto tiempo pasan los usuarios en ella, la tasa de conversión, etc. 

2. Google Search Console

Google Search Console es otro de los servicios gratuitos con los que cuenta Google y se puede integrar con Analytics. Te ayuda a monitorear, mantener y solucionar problemas de tu página web, pues permite entender y mejorar la manera en la que Google ve tu sitio. Así mismo, te notifica y genera reportes sobre tu estatus en procesos como la indexación, las páginas web que redirigen a la tuya, posibles problemas de SPAM y mucho más.

3. MozBar

MozBar presenta facilidades increíbles para medir factores de On Page SEO. Te muestra factores como MozRank, Page y Domain Authority, tanto de tu página web como de otras. Esto es útil si deseas hacer análisis de mercado y contenido. De igual manera, proporciona información sumamente útil sobre links externos o internos y términos clave.

4. Screaming Frog SEO Spider 

Screaming Frog audita los links, imágenes, CSS y muchos otros aspectos técnicos de un sitio. Genera un reporte mostrando lo que una araña web ve cuando hace crawling. Es una de las herramientas más populares a nivel mundial para realizar auditorías.

5. Semrush

Semrush permite analizar sitios webs y estrategias de la competencia, revelando aspectos como palabras clave, publicidad paga y links que se han hecho desde otras páginas webs. También genera sugerencias de optimización para el SEO On Page y sobre factores técnicos como Crawl y Audit de páginas, entre muchas más funciones.

Son muchísimos los factores que influyen en el posicionamiento web. Por lo tanto, si quieres estar siempre en la primera página de resultados, la lista de tareas es larga. Desde análisis de rendimiento y estudios de competencia hasta el monitoreo constante de factores técnicos y la creación de contenido de calidad.

Todo esto puede resultar abrumador cuando no tienes suficientes conocimientos. Si es tu caso, lo ideal es que cuentes con una agencia SEO que pueda acompañarte en el proceso.

En Meaningful contamos con un gran equipo que puede ayudarte a aumentar tu tráfico web, a llevar el posicionamiento de marca al mejor nivel y a sacarle el máximo provecho a tus visitas.

Suscríbete a
Meaningful Insights

Un newsletter mensual sobre Tech y Growth.
¡Gracias por suscribirte!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
Ana Sofía Gómez
Content Manager | SEO Specialist

Comunicadora Social con más de 8 años de experiencia profesional. Actualmente se desempeña como Content Manager & SEO Specialist en Meaningful. Disfruta todo el proceso estratégico de planificación, generación, gestión y distribución de contenidos. Ha trabajado con marcas como The Walt Disney Company Latinoamérica, Max Factor, Carrefour y BNP Paribas.

Blog Posts